INFRAESTRUCTURAS

El Ayuntamiento licita la redacción del proyecto y la ejecución de las obras para un centro sociocultural y comercial en primera línea de playa

  • 11 ENE 2021

Será uno de los grandes proyectos de Estepona para este mandato, que complementa la modernización de la ciudad poniendo en valor esta zona urbana, que abrirá la ciudad al mar; generándose un nuevo foco de atracción turística. El proyecto se incluye en el plan de inversiones productivas del Ayuntamiento para ayudar a generar empleo y dinamizar la economía local

El Ayuntamiento de Estepona ha licitado la redacción del proyecto y la ejecución de las obras para la construcción de un equipamiento sociocultural y comercial en primera línea de playa, en concreto, en la avenida de España, frente a la barriada de Pescadores. Se trata de uno de los grandes proyectos de Estepona para este mandato, por el impacto socioeconómico que tendrá en la ciudad, tras poner en valor uno de los principales ejes del municipio, posibilitar la apertura de la ciudad al mar y crear un nuevo foco de atracción turística en consonancia con el proyecto Estepona, Jardín de la Costa del Sol.

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha explicado que Estepona ha experimentado em la última década una importante modernización y transformación en la ciudad, que se verá complementada con este proyecto estratégico para la ciudad, que ampliará los servicios culturales y de ocio en el municipio, que dotará a la ciudad de un nuevo emblema turístico y creará un nuevo espacio urbano en un enclave estratégico. De esta forma, se va a crear un equipamiento de referencia, en una parcela de 3.162 metros cuadrados, que se encuentra en una ubicación inmejorable, junto al paseo marítimo y próxima a zonas tan relevantes como el puerto deportivo y el centro urbano.

El futuro equipamiento sociocultural y comercial se desarrollará, basicamente, bajo la rasante de la avenida España, aprovechando el gran desnivel hasta el paseo marítimo y la playa, conectando así la ciudad con el mar. Sobre la cubierta de la edificación, que estará a nivel de la avenida, se generará una gran zona peatonal abierta, a modo de mirador, sobre el mar Mediterráneo. Asimismo, se valorará la creación de plazas de aparcamiento subterráneas bajo el actual viario.

Por este motivo, las propuestas que concurran deberán plantear la transformación y mejora de todo este espacio urbano y social no desarrollado hasta ahora, poniéndolo en valor y dotándolo de una identidad propia. También se tendrán en cuenta las medidas de ahorro energético y sostenibilidad medioambiental que se incluyan en las propuestas de edificio, así como las alternativas de iluminación nocturna.

Este equipamiento será una de las principales iniciativas que se impulsen durante este mandato en la ciudad y forma parte del plan de inversiones productivas que puso en marcha el Ayuntamiento el pasado mes de junio para generar empleo y dinamizar la economía local. La redacción del proyecto y la ejecución de las obras han sido licitados por un importe total de 16.940.000 millones de euros (IVA incluido). 

La empresa que resulte adjudicataria del desarrollo de esta actuación tendrá un plazo de seis meses para la redacción del proyecto. Una vez presentado este documento, la empresa tendrá que ejecutarlo en un plazo máximo de 17 meses. El pliego de la licitación establece que la mesa técnica de contratación valorará la reducción de esos plazos.

Además, otros criterios que puntuarán en el concurso público será el compromiso de las empresas de ingresar en el Ayuntamiento el 0,7 por ciento del importe de dicho contrato para que el Consistorio lo destine a fines sociales. Esta iniciativa, inluido por este equipo de gobierno en todas las licitaciones públicas del Ayuntamiento de Estepona, contribuye a seguir reforzando la atención a las personas más vulnerables de la ciudad.

El alcalde ha señalado que para el equipo de gobierno fue una prioridad obtener esa parcela para el disfrute de los ciudadanos. Así, en mayo de 2019, tras varios años de gestiones administrativas, el Consistorio consiguió que la dicha parcela, perteneciente a una entidad bancaria, volviera a ser de titularidad municipal. De esa forma, se recuperó para la ciudad un suelo que se encontraba sin uso desde que el Ayuntamiento derribó en 2008 la estructura existente. 

Para obtener de nuevo esos terrenos para el municipio, el Pleno de la Corporación aprobó la modificación de la calificación urbanística de la parcela, que pasó a convertirse en un sistema general de equipamiento público.