INFRAESTRUCTURAS

El proyecto ‘Estepona, Jardín de la Costa del Sol’ avanza con la creación de un jardín vertical en el pabellón deportivo José Antonio Pineda

  • 25 SEP 2020

Esta instalación, que fue cedida por el Ayuntamiento de Estepona al Club Amigos del Baloncesto (CAB), ha sido reformada para convertirse en un espacio homologado para competiciones oficiales

El Ayuntamiento informa que el proyecto ‘Estepona, Jardín de la Costa del Sol’ continúa avanzando con la creación de un jardín vertical en una de las fachadas del pabellón deportivo José Antonio Pineda. Se trata del primero de estas características en la ciudad y está conformado por 1.700 plantas de 22 especies distintas. 

Esta actuación de revegetar el inmueble supone extender el proyecto ‘Estepona, Jardín de la Costa del Sol’ al equipamiento deportivo de referencia para el baloncesto en la ciudad. El jardín vertical, que cuenta con una superficie de 50 metros cuadrados, dispone de un sistema de riego automatizado en tres sectores, con control de caudal vía wifi.

El jardín vertical del pabellón deportivo contribuye al embellecimiento de la zona de Huerta Nueva y es una apuesta por hacer más verdes los espacios públicos. En ese sentido, recordar que desde 2012 el Consistorio está desarrollando el proyecto ‘Jardín de la Costa del Sol’, que ha supuesto la plantación de miles de árboles y plantas en el casco antiguo y en los distintos parques y zonas ajardinadas de la ciudad. Además, se han creado nuevas zonas verdes, de manera que la ciudad duplica en estos momentos la media nacional de metros cuadrados de espacios verdes por habitante.

Este jardín vertical forma parte de las obras de reforma que ha llevado a cabo el Club de Amigos del Baloncesto (CAB) de Estepona en las instalaciones que les fueron cedidas por el Ayuntamiento para dotarlas de un uso deportivo. Estos trabajos, que ya han finalizado, han consistido en la renovación de la fachada principal a través de la instalación de placas prefabricadas de hormigón, que le ha dado una imagen más moderna y renovada. Así, este frontal del edificio, además del jardín vertical que se sitúa a la derecha, cuenta en su parte izquierda con un mural del artista local Paco Alarcón.

Gracias a estas mejoras, se ha conseguido ampliar el recinto en unos 120 metros cuadrados que se han sumado a las pistas transversales, lo que ha permitido su homologación para la celebración de competiciones oficiales, al igual que la pista central.  

El Consistorio destaca la gran transformación que está llevando a cabo el CAB en estas instalaciones desde que le fueron cedidas. A ese respecto, recordar que ya en 2018 llevaron a cabo una ambiciosa remodelación que posibilitó ampliar su superficie hasta 1.500 metros cuadrados y permitió que su pista central albergara partidos de competición oficial.

Además, el edificio fue habilitado con otras dos pistas transversales, que con la reforma actual también han pasado a tener medidas oficiales.También se han instalado marcadores electrónicos de tanteo y posesión y 6 canastas que se pueden adaptar a minibasket, lo que permite la práctica del baloncesto a todas las categorías, desde baby a senior.

El pabellón José Antonio Pineda cuenta también con una zona de gradas con capacidad para 200 personas, 2 vestuarios completos para jugadores y 1 para árbitros, un baño adaptado para personas con movilidad reducida, un gimnasio destinados a la preparación física de los jugadores y una sala de formación.