ALCALDIA

El Ayuntamiento licita las obras para conectar con un vial las zonas de Casasola y Atalaya

  • 14 DIC 2018

Los trabajos, que tendrán un plazo máximo de ejecución de tres meses, permitirán a los vecinos circular por estas áreas sin necesidad de incorporarse a la autovía

El Ayuntamiento de Estepona informa que ha licitado las obras para la ejecución de un nuevo vial que conectará las áreas residenciales de Casasola y Atalaya, ubicadas en la zona este del municipio. La teniente alcalde del área de Fomento, Infraestructuras y Turismo (FIT), Ana Velasco, ha explicado que con este proyecto los vecinos de estos enclaves no tendrán que incorporarse a la autovía cada vez que necesiten hacer un desplazamiento que discurra entre estas dos urbanizaciones.

La responsable municipal ha señalado que con esta nueva infraestructura, que se encuentra entre las 100 actuaciones que el Consistorio proyectó para el quinquenio 2018-2023, los residentes ahorrarán tiempo en sus trayectos en coche y se contribuirá a aliviar el tráfico en este tramo de la autovía.

Las obras que se van a ejecutar en la zona consistirán en la construcción de un vial de 88 metros de longitud con una anchura de 9 metros, que posibilitará la circulación de vehículos en ambos sentidos. Además, se ejecutarán dos aceras peatonales de 1,5 metros de anchura cada una para que los peatones puedan realizar trayectos a pie por estas dos zonas residenciales que hasta ahora permanecían incomunicadas.

Los trabajos, que cuentan con un presupuesto de licitación de 169.229 euros (IVA incluido), incluyen también actuaciones de mejora en las redes de saneamiento y pluviales de la zona, la pavimentación y señalización del nuevo vial, así como instalación de alumbrado público y mobiliario urbano. Una vez que se adjudiquen las obras, la empresa responsable de las mismas tendrá un plazo máximo de tres meses para su ejecución.

Velasco ha indicado que este nuevo vial de conexión se suma a otras actuaciones que ha ido realizando el Ayuntamiento para mejorar la comunicación entre las urbanizaciones del extrarradio. Así, el Consistorio construyó un puente que permitió la conexión de varias urbanizaciones en la zona de Costalita, lo que evitó que unos 3.000 vecinos tuviesen que incorporarse a la autovía para desplazamientos internos.

Además, se han ejecutado viales de conexión para enlazar las zonas de Isdabe y Matas Verdes, de manera que los vecinos de Hacienda del Sol, Marriott y El Presidente tampoco tienen que usar la autovía cuando se desplazan entre estos enclaves. A estas actuaciones hay que añadir la creación de una rotonda en la autovía A7, a la altura de Arroyo Vaquero, que facilitó la conexión entre las áreas residenciales de la zona.

Por otra parte, en la zona oeste de Estepona también se están creado otros accesos como una segunda conexión que supondrá un nuevo acceso al Hospital de Alta Resolución y que facilitará el tránsito de vehículos y personas al colegio Juan XXIII. Esta nueva construcción, que se sitúa al sur de la carretera A7, se sumará a otro puente ubicado más al norte que permitió la conexión de las urbanizaciones Valle Romano y Santa María Golf.