CONTROL EXTERNO

El Ayuntamiento entregará cubas de basura a bares y restaurantes para evitar restos de suciedad en la calle

  • 28 JUN 2018

Con esta acción se pretende eliminar los goteos que se producen en la vía pública cuando la basura es transportada desde los establecimientos hasta los contenedores

El Ayuntamiento de Estepona ha presentado hoy una nueva campaña para mejorar la recogida de residuos en el sector de la restauración. A partir de ahora, el Consistorio entregará gratuitamente cubas de basura a los bares y restaurantes que lo soliciten para transportar las bolsas con los deshechos y restos orgánicos desde los establecimientos hasta los contenedores.

De esta manera, se evitará que se produzcan los goteos de suciedad que terminan provocando molestias a los peatones y que perjudican la imagen de una ciudad turística como Estepona, según ha explicado el concejal adscrito al área de Parques y Jardines, Sergio Rodríguez. En ese sentido, ha señalado que, aunque la limpieza viaria se reforzará durante los meses de verano debido al incremento de visitantes, hay que facilitar otras medidas para que los entornos de los establecimientos de hostelería presenten un buen estado.

El Consistorio cuenta con un centenar de cubas provistas de ruedas para ir entregándolas a los bares y restaurantes del término municipal que lo necesiten. En caso de que más establecimientos requieran este material, el Ayuntamiento adquirirá los que sean necesarios, según ha comentado Rodríguez. 

Los hosteleros interesados tendrá que hacer una solicitud al departamento de Control Externo del propio Ayuntamiento o a la empresa concesionaria de limpieza (Cespa). Estas contenedores, de 140 litros de capacidad,  deberán permanecer en el interior del local hasta su traslado y ser  descargados en los contenedores repartidos en la vía pública.

Asimismo, ha reiterado la importancia de que los establecimientos respeten los horarios para depositar la basura, que debe ser transportada en bolsas cerradas, y nunca depositada en el suelo junto a los contenedores, ya que se  generan malos olores y se ofrece una imagen descuidada de la ciudad.