ALCALDIA

El Ayuntamiento cumple todos los objetivos del plan de saneamiento y reduce la deuda heredada casi a la mitad

  • 7 JUN 2018

Se ha conseguido tener estabilidad presupuestaria y se ha continuado con la reducción de la deuda heredada, que se situó en diciembre de 2017 en 173 millones de euros y que estará por debajo de los 150 millones de euros al final de este año

El Ayuntamiento de Estepona ha cumplido todos los objetivos previstos en la plan de saneamiento económico 2015-2017, según se desprende del Informe de evaluación del que se ha dado cuenta en la sesión plenaria celebrada hoy. El documento recoge que se ha conseguido tener estabilidad presupuestaria y ahorro neto positivo, tras obtener un remanente de tesorería positivo por importe de 36,7 millones de euros. Asimismo, se ha continuado con la reducción de la deuda heredada, que se sitúa en 173 millones de euros, casi la mitad del débito heredado que encontró el equipo de gobierno cuando accedió a la Alcaldía en 2011. La previsión es que esta cifra se reduzca por debajo de los 150 millones de euros al final de este año. 

El teniente de alcalde del área Económica, Manuel Aguilar, ha explicado que este equipo de gobierno se ha caracterizado por “una gestión responsable, que cumple con las obligaciones y que no ha generado más deuda a los ciudadanos, fruto del compromiso de contratar sólo aquello que se puede pagar”. En relación a la reducción progresiva de esta deuda heredada, ha recordado que ésta se situaba en 200 millones de euros en 2016; en 226 millones de euros en 2015 y en 250 millones de euros en 2014.

En la sesión plenaria también se ha dado cuenta del informe de seguimiento del plan de reducción de la deuda heredada. Al respecto, el edil ha recordado que el Ayuntamiento ya se cumplió con el objetivo marcado en el Plan de Reducción de Deuda del Ayuntamiento para 2014-2018 y que establecía que se debía situar el débito por debajo del 75% de los ingresos corrientes antes de la finalización de dicho plan. 

Asimismo, se ha cumplido con la contención del endeudamiento financiero, no existiendo ninguna operación de préstamo a corto plazo pendiente de reembolso. En este sentido, Aguilar ha recordado que este equipo de gobierno está pagando las deudas del pasado sin generar deuda nueva al Ayuntamiento. 

Asimismo, se ha dado cumplimiento en su totalidad al objetivo de situar el coste total del personal por debajo del 55% de la recaudación líquida de ingresos no afectados, ya que, según el informe municipal está en el 38% de dichos derechos reconocidos de recaudación. 

Según Aguilar, “el Ayuntamiento ha sentado las bases de la recuperación económica para muchos años; estamos hablando de que se ha producido un cambio económico pasando de la ruina y la quiebra en la que los socialistas dejaron el Ayuntamiento en 2011 a la estabilidad, recuperación e inversión”. En este sentido, el edil se ha referido al esfuerzo inversor que está realizando el equipo de gobierno para mejorar y transformar la ciudad; acompañado de “una bajada de impuestos durante los últimos siete años y de una reducción de la deuda que dejaron los anteriores gobiernos”.

Según ha explicado, el destino del superávit dará cumplimiento a lo establecido legalmente, por ello se destinará a seguir pagando la deuda heredada. “Estepona es ahora la ciudad de la provincia de Málaga, que en proporción a su número de habitantes más invierte en equipamientos; en concreto, 20 millones de euros para 2018. Además, -ha continuado- está cumpliendo la máxima de este equipo de gobierno de pagar todos sus gastos. La estabilidad en las cuentas está permitiendo llevar a cabo inversiones productivas en la localidad que están favoreciendo la creación de empleo y el fomento de la actividad económica”.

El responsable municipal del área Económica ha insistido en que el Ayuntamiento de Estepona ha soltado "el lastre y la desconfianza" que arrastraba y ahora 'ofrece "confianza, seriedad y compromiso de pago a proveedores, inversores y ciudadanos".

En materia ecomómica también se han aprobado dos expedientes de facturas; el primero de ellos relativo a la anterior gestión socialista, con a la contratación en 2005 de los honorarios de un estudio básico para una guardería en la barriada de Cancelada, “que fue contratado por el PSOE, la empresa realizó el trabajo pero la factura jamás se pagó, no se contabilizó, no se registró ni se fiscalizó; por responsabilidad política y por seguir saneando las cuentas municipales y acabar con los 33 millones de euros de deuda ‘en los cajones’ que dejó el PSOE vamos a votar a favor, aunque este equipo de gobierno no sea responsable de la gesstión de aquella época”, ha explicado el edil. También se ha dado el visto bueno a la factura correspondiente al servicio de teleasistencia para los mayores, cuyo coste asume el Ayuntamiento después de que la Junta de Andalucía dejara en 2010 de sufragar este servicio. 

Disolución del Consorcio Qualifica

El Pleno de la Corporación ha acordado instar al consejo rector de Consorcio Qualifica a su disolución por incurrir una de las causas que así lo posibilita, ya que, según informe jurídico municipal, “atendiendo a las cuentas anuales correspondientes a los ejercicios 2015 y 2016 queda evidente una incertidumbre sobre la propia capacidad del Corsorcio para continuar cumpliendo los fines para los que fue constituido. “Dado que no consta que dicha situación se haya revertido, más bien al contrario, podemos concluir que no se encuentra en una situación de estabilidad ni sostenibilidad financiera”, añade el citado informe. Asimismo, en el supuesto de que el consejo rector no adapte el acuerdo de disolución del Consorcio, el Ayuntamiento de Estepona ha acordado notificar su salida de este órgano.

Aguilar ha señalado que el Ayuntamiento estaba al día de los pagos con este organismo, pero que otros ayuntamientos y entes supramunicipales habían dejado de abonar sus cuotas correspondientes y ha sido el Consistorio el que ha tenido que asumir la totalidad de las cuantías por las obras que se han ejecutado con cargo al Plan Qualifica. En este sentido, ha señalado que el Ayuntamiento defenderá los intereses municipales y reclamará las cantidades pertinentes. 

La sesión plenaria ha adoptado asimismo el cambio de denominación de la calle Martínez  Castro por pasaje Jardín, dando así cumplimiento al acuerdo plenaria adoptado para la retirada de nomenclatura relativa a la época franquista.