CULTURA

El Auditorio Felipe VI de Estepona acogerá la ópera "Madama Butterfly" del Teatro de la Ópera de Moldavia

  • 21 MAR 2017

La obra de Puccini, una de las óperas más aclamadas por el público, se representará el jueves 23 de marzo, a las 20:30 horas

El Ayuntamiento de Estepona informa que el Auditorio Felipe VI acogerá la representación de la ópera ‘Madama Butterfly’ de Puccini por parte del Teatro de la Ópera Internacional de Moldavia. La obra, una de las óperas más aclamadas por el público por su exotismo y pasión, se representará el próximo jueves 23 de marzo, a las 20.30 horas de la tarde.

Se trata de una ópera en tres actos, basada en el libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, según las obras de Luther Long y David Belasco, con la participación de la Orquesta de la Ópera Nacional de Kishinau, el Coro de la Ópera Nacional de Kishinau, y nueve solistas,  bajo la dirección musical de Nicolae Dohotaru. Esta producción exclusiva de  Leonor Gago Artist Management se convierte en el primer espectáculo de lírica que se representa en el Auditorio Felipe VI.

Los precios de las entradas oscilan entre los 25 y los 35 euros. Se pueden reservar en la  página www.auditorioestepona.com. Más información en el teléfono 673 56 70 52 o en https://www.facebook.com/AuditorioFelipeVI .


El argumento de la ópera ‘Madama Butterfly’ transcurre en Nagasaki, hacia 1900:

Acto I: Durante tu estancia en Nagasaki, el subteniente estadounidense Pinkerton se encapricha de la joven Cio-Cio-San. Dado que ella está realmente enamorada, el cónsul Sharpless intenta, inútilmente, impedir el enlace, ya que el matrimonio podría disolverse cuando el marido quisiera.  El tío de la joven, un monje budista, le recrimina su traición, ya que se ha enamorado de un extranjero y se ha convertido al cristianismo. Ante su tristeza, su esposo la consuela. 

Acto II: Pinkerton ha regresado a su país y Cio-Cio-San lleva esperándolo tres años sin noticias de él. El cónsul la visita para contarle que ha recibido una carta del marido en la que dice que se ha casado de nuevo con una mujer americana, y que vendrá con ella a Japón. Al enterarse, desesperada, le muestra el hijo que tuvo con Pinkerton, de cuya existencia el cónsul no tenía conocimiento. A pesar de todo, Butterfly tiene la esperanza de que Pinkerton, al verla, deje a su nueva mujer y regrese a su lado. 

Acto III: A la mañana siguiente a la llegada del amado esposo, Butterfly lo sigue esperando. Finalmente, Pinkerton se acerca, vacilante, a la casa de Cio-Cio-San acompañado por el cónsul. También viene su nueva esposa, cuyo objetivo es el de adoptar al niño. Butterfly se muestra dispuesta a ceder el niño a su padre. A continuación, toma un puñal que había heredado de su propio padre y repite las palabras que hay grabadas en él: “Quien no pueda vivir con honor, merece una muerte honorable”. Se despide de su hijo y se suicida según la costumbre de su pueblo.